Garikoitz Gamarra, militante de Podemos y cantante del grupo Ornamento y Delito, habla sobre su experiencia como vecino de Bilbao, comentando el famoso Efecto Guggenheim. “En los últimos años nos han vendido que la cultura es pagar un museo muy bonito y que vayamos a visitarlo como si fuéramos turistas en nuestra propia ciudad. Yo prefiero el modelo de las fiestas populares de allí, donde cada asociación de barrio monta su caseta y financia sus actividades del año. Nos vendría bien copiarlo para San Isidro”, propone.

Podemos decide su política cultural, a pesar de la policía - Noticias de Cultura